Esta Navidad, regala las tres “R”

566ae1249717c_crop
fuente: http://www.labioguía.com

Hace apenas unos días terminaba el evento internacional de mayor importancia para los ecologistas: la cumbre del clima o vigésimo primera Conferencia de las Partes (COP21, sus siglas en inglés).Donde los gobiernos, preocupados por el medio ambiente, se reunieron durante once días en París y fijaron nuevos objetivos de reducción de emisiones con la intención de combatir el cambio climático. Todos estamos al tanto, conocemos las consecuencias del calentamiento global, no hay necesidad de ponernos catastrofistas y alertar a los ciudadanos sobre el fin del mundo. Y menos en fiestas.

La Navidad, esa época tan entrañable. Ese momento del año en que las ciudades y los pueblos se iluminan y llenan de adornos, en que los villancicos invaden los centros comerciales, los medios de comunicación y nuestras casas. En que las familias se unen para celebrar fiestas y se hacen regalos. En que la gente, envuelta en el espíritu navideño, se muestra más amable, más comprensiva, más respetuosa.

Paradójicamente, es en estas fechas cuando más consumimos. Y creo que a estas alturas no hace falta decir que cuanto más consumimos, más residuos generamos y, por tanto, menos respeto presentamos por el medio ambiente.

Afortunadamente, no estamos condenados. Cambiar la realidad depende únicamente de nosotros. Como propósito de este año, no caigamos en la hipocresía. Podemos festejar, regalar y contagiarnos del espíritu navideño tradicional, esta vez haciendo uso de un consumo más responsable, más sostenible. ¿Cómo?

  1. En las cenas: Tendemos a ofrecer a nuestros invitados copiosas cenas. Cocinamos durante horas platos que preparamos con los mejores productos. Esto es inevitable, una tradición navideña. Pero seamos conscientes de la huella ecológica que deja nuestra cesta de la compra. Este año, apuesta por los productos locales y, a ser posible, los que venden en las tiendas pequeñas, que necesitan más apoyo que los grandes supermercados.
  2. En las luces y adornos:
    1. El árbol de Navidad queda muy bonito cuando está encendido, y a todos nos gusta mirarlo y embobarnos con sus luces, pero piensa en la energía que consume.
    2. También podemos reducir el consumo de adornos navideños ¿Por qué centrarnos en comprar unos nuevos teniendo los de años anteriores? La Navidad está para disfrutar de la compañía y del ambiente, no para lucir nuevos adornos que no harán más que ocupar espacio el resto del año o, con peor suerte, acabar en la basura, generando más residuos innecesarios.
  3. En los regalos:
    1. Recuerda que un buen regalo no es necesariamente uno caro. A menudo, preferimos regalos fabricados por nosotros mismos, en los que ponemos creatividad y mucho más personales, antes que cualquier objeto comprado. Piensa o busca ideas para reciclar regalando. ¡Mucho más barato y sostenible!
    2. Intenta no romper el papel de envolver al abrir los regalos para que pueda reutilizar. Es una pena que para cada regalo se emplee nuevo papel cuando podemos darle muchas más vidas al de otros ya abiertos. Cuando se rompa y ya no sirva, al contenedor azul. Aunque ya no puedas/quieras reutilizarlo, siempre se puede reciclar.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s